Novedades

CUENTO ESTRENO



Saltoncito
Francisco Espínola

Entrevista realizada para IBBY Uruguay por Leticia Schiavo a Susana Aliano Casales, editora de ¡Más Pimienta!
Mayo de 2011

Susana Aliano

¿Qué es ¡Más Pimienta!?
Es una editorial independiente uruguaya que basa su catálogo en libros-álbum de edición cuidada, de calidad literaria y con una propuesta artística propia.

¿Por qué pensaste y apostaste a la edición de libros para niños?
Siempre necesité alimentar mi espíritu con libros para niños. Y el libro-álbum, para mí, encierra todo lo que se necesita para poder vivir intensamente la experiencia de la lectura. Desde la palabra, pero también desde la imagen, se pueden representar las historias más increíbles o las poesías más hermosas.
La literatura infantil tiene un sinfín de cometidos, pero me gusta destacar dos entre ellos. En primer lugar, es una puerta. Por ella los niños pueden acceder a la literatura y los adultos, a su vez, pueden motivar a los niños por el camino de la lectura. Sabemos que hay más posibilidades de ser adultos lectores, si antes fuimos niños lectores y por eso es tan vital abordar esta puerta.
En segundo lugar, brinda la posibilidad del viaje sin tener que subirse a un avión; alimenta la imaginación. En el álbum ilustrado, la combinación de la imagen y de la palabra genera la posibilidad de disfrutar lo literario y lo artístico en un viaje interminable, que notamos cada vez que tomamos el libro y descubrimos detalles gráficos que no habíamos visto o interpretaciones literarias que, combinadas con la imagen, varían respecto a las que habíamos realizado antes.

Aliano

En cuanto a la colección Desolvidados, ¿cómo nace la idea?
Tengo un interés particular en reeditar escritores olvidados. No dejo de impresionarme por la vigencia que pueden tener muchos de ellos, a pesar de pertenecer a generaciones a veces tan anteriores. Rescastarlos es una forma de recuperar una cultura perdida o, al menos, olvidada. Somos amigos de repetirnos, educativamente hablando. Siempre estudiamos los mismos escritores, conocemos los mismos textos y no investigamos nuevos caminos que también pueden ser representativos de lo que somos.
Me resulta fascinante la búsqueda de esas piedritas perdidas en generaciones pasadas, que pueden brillar tanto o más que las que nos han mostrado eternamente en la escuela.
De ese afán y de esa búsqueda nace la idea.

¿Qué significa «desolvidados»?
Desolvidar significa volver a recordar, sacar del olvido, redescubrir, reinventar… Desolvidar es volver al pasado, encontrar el valor que buscamos, traerlo al presente, trabajarlo y presentarlo en un álbum ilustrado por dibujantes contemporáneos. Los autores de las ilustraciones de los primeros cuatro libros de la colección son: Claudia Prezioso, Alejo Schettini, Pantana y Alfredo Soderguit.

¿Por qué elegiste a los escritores? (háblanos de cada uno de ellos).
Cuando fui al pasado y realicé la investigación para decidir qué escritores publicar, me encontré con estos tres que tenían brillo propio y me resultaron especiales. A algunos de ellos ya los conocía y ya los quería, pero investigar la obra en detalle lo único que hizo fue acrecentar mi admiración.
Consideré importante basar la elección en la vigencia de dos cuestiones, en función del público al que está dirigida la colección: la temática y el lenguaje. A partir de allí, revisé diversos poetas y elegí a Humberto Megget, a Alfredo Mario Ferreiro y a Pedro Piccatto para integrar esta primera colección de la editorial. De Megget se presentan dos títulos.
Humberto Megget nació en Paysandú en 1926. En su corta vida (murió en 1951) solo llegó a publicar un libro, Nuevo sol partido, en 1949. Más adelante Idea Vilariño decidió rescatarlo y publicó una edición ampliada del libro, en 1952. En 1965 y en 1991 sus poemas volvieron a ser publicados. Lo que siempre me impacta de este poeta es su capacidad de presentar textos sencillos y complejos al mismo tiempo. Logra una unión mágica entre sencillez y complejidad.
Se presentan dos libros de Megget en la colección: Nubes y Soldadito de viento, ilustrados por Claudia Prezioso y por Pantana, respectivamente.
Alfredo Mario Ferreiro nació en 1899 y murió en 1959. En 1927 publicó El hombre que se comió un autobús (poemas con olor a nafta) y en 1930, Se ruega no dar la mano. Poemas profilácticos a base de imágenes esmeriladas.
Tan mareado está el barco, el libro que se presenta en la colección, ilustrado por Alfredo Soderguit, fue tomado de Se ruega no dar la mano.
Es un poeta que muestra con humor y maestría el paisaje urbano y con mucho ingenio plantea y critica situaciones de la vida moderna.
Pedro Piccatto nació en 1908 y murió en 1944. En 1937 publicó su primer y único poemario en vida: Poemas del ángel amargo. En 1944, un grupo de amigos suyos financió la publicación de Las anticipaciones. En el 2008 fueron otra vez al rescate del poeta, con Las anticipaciones del ángel amargo.
Piccatto creó una poesía única y sensible, con tinte sombrío pero vinculada fuertemente con la búsqueda de la libertad.
De este poeta, la colección Desolvidados presenta Casi pájaro, ilustrado por Alejo Schettini.

¿Cómo se acercan los poemas seleccionados a los niños?
Como dije antes, la selección se basó en la vigencia del lenguaje y de la temática. Desde esos dos lugares, los poemas se acercan a los niños. Pero es desde la propuesta poética y artística en su conjunto que pretendemos acercarnos más. La belleza y la personalidad propias de cada libro-álbum de la colección, desde lo artístico, y la dulzura y la fantasía planteada en los versos, desde lo literario, son puntos fundamentales por los que esperamos atrapar no solo a los niños, sino también a los adultos, como mediadores o como lectores.

Web de la editorial: www.maspimienta.com